Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Todas estas casas están abandonadas. Esperan que alguien las habite o simplemente sean demolidas por una maquina. Están en barrios alejados, aislados, abandonados. Son vestigios del boom inmobiliario en Irlanda, pero también son evidencia del desplome y la crisis. Son cientos de carteles que anuncian la enorme rebaja de precios sobre casas que nadie quiere ocupar.

Para el gobierno irlandés existen más de 350 mil viviendas vacantes en todo el país y se encuentran principalmente en zonas rurales. Estas viviendas le dan un aire de desastre y desesperanza al paisaje que coronan. Valerie Anex es una fotógrafa irlandesa-suiza que nació en 1983 y estudió bellas artes en la Universidad de Geneva. Este trabajo: Ghost Estates, ganó el premio Neumann de la ciudad de Geneva el año pasado. Se puede ver su trabajo aquí