Cargando galería...
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres
ENTREVISTA – Broccoli, una revista sobre cannabis hecha por mujeres

Hace años que el uso del cannabis ha sido positivizado sobre todo por sus beneficios médicos para pacientes con enfermedades que implican dolor crónico y otras dolencias y patologías como el cáncer, la ansiedad o la epilepsia. Los gobiernos de algunos países se han encargado de establecer un marco legal para que se apliquen esos usos de forma “controlada”. Aún así, el consumo recreativo sigue siendo algo mal visto o asociado el típico “voladito”. Para alcanzar la normalización en todos los sentidos, no hay nada mejor que hacerlo llegar a nuestros ojos a través del tamiz de las disciplinas artísticas. La ex-directora creativa de Kinkfolk, Anja Charbonneau, detectó este espacio vacío por explorar dentro del mundo del cannabis y decidió que era momento de ocuparlo. Y lo hizo con la revista Broccoli, cuyo primer número gratuito se lanzó este mes de noviembre y está siendo una sensación internacional gracias a una estética y una visión única sobre el cannabis. A este innovador proyecto se suma el hecho de que es una revista hecha y protagonizada exclusivamente por mujeres y personas de género no binario. Veamos que tiene que contarnos Anja sobre Broccoli…

¿Cómo surgió la idea de crear Broccoli? ¿Por qué el nombre?

La industria legal del cannabis se está desarrollando rápidamente, y vimos que había un espacio en los medios dedicados a eso para una publicación hermosa y con una visión progresista que prioriza las voces de las mujeres. El nombre “broccoli” es nuestra jerga favorita para referirnos al cannabis, ¡y también es verde! Es similar a la jerga que usan en Japón, donde lo llaman “ensalada” o “verduras”.


¿Quién está detrás de este proyecto y cuál es tu experiencia profesional y vital?

Mi formación es en fotografía y en el sector editorial, antes de Broccoli era directora creativa de Kinfolk. Nuestro equipo proviene de una gran variedad de disciplinas: revistas, publicidad, medios digitales, periodismo, retail… Conocí a Jessica Gray ,nuestra directora de comunicaciones, y Jennifer James Wright, nuestra diseñadora, mientras trabajábamos en Kinfolk, y estuvimos conectadas con Ellen Freeman y Stephanie Madewell, nuestras editoras, cuando comenzamos a trabajar en Broccoli.

El equipo y quienes aparecen en Broccoli son todas mujeres o de género no binario. ¿Por qué motivo? ¿De qué manera las mujeres u otros géneros pueden contribuir a cambiar la visión general del consumo de cannabis?

Es importante que las mujeres y las personas de géneros no binarias asuman roles en el mundo del cannabis, y para los medios eso significa que sean esas mismas personas las que creen el contenido y estén entre bastidores. Esto nos ayuda a contar nuestras historias de una manera más auténtica, porque las personas con las que estamos hablando están representadas en todo el recorrido de la revista.


Sabemos que imprimir una revista no es barato, pero Broccoli es gratis. ¿Cómo han logrado que sea así? ¿Cuál es el mensaje que quieren transmitir con esta decisión?

Decidimos que la revista fuera gratis para que llegara a un público más amplio, lo cual contribuye a lograr nuestro objetivo más importante: normalizar el cannabis. La impresión definitivamente no es barata, por lo que nos asociamos con diferentes marcas para ayudar a que la revista sea posible a través de patrocinios. Muchas personas están trabajando para alcanzar un objetivo similar en el mundo del cannabis (normalizar el cannabis y hacerlo accesible), por lo que al apoyar a Broccoli, las marcas de la industria también se están apoyando a sí mismas y al panorama general.

La estética y el enfoque del Broccoli es lo que realmente destaca más en comparación con otras revistas sobre cannabis. ¿De dónde viene esta visión y estética?

El diseño es una herramienta importante para nosotras, porque hace que las personas se sientan cómodas y seguras con el cannabis. Ayuda a replantear sus percepciones, y los hace más abiertos a interactuar con el cannabis solo leyendo una revista. Nos encantan las artes visuales, por lo que a nivel personal es muy satisfactorio jugar con ideas para la dirección y el diseño de arte.


¿Qué contenidos encontramos en este primer número y cuáles fueron los criterios aplicados al seleccionarlos?

Nuestro primer número está muy centrado en las artes porque nuestro equipo editorial provenía de ese sector. El primer número es una mezcla de historias que tratan directamente sobre marihuana, como una entrevista educativa sobre el CBD (cannabidiol), y algunas que no tratan sobre cannabis, pero son temas de interés para el lector como un review musical sobre un disco japonés muy relajante.

¿Cómo fue el proceso de creación de esta primera edición de Broccoli?

Investigamos mucho y pasamos gran parte del tiempo de producción contactando a muchas, muchas mujeres de la industria que nos dieron una perspectiva más amplia de las historias que necesitan ser contadas. Nos emociona y entusiasma traer más de estas voces al próximo número… y más allá.

Hoy en día, algunos gobiernos están legalizando el uso médico de la marihuana y la gente la está aceptando cada vez más. ¿Cuál crees que es la situación actual y la visión sobre el cannabis y cuál va a ser en pocos años?

La legalización para uso médico es genial porque abre la mente de las personas a la idea de que el cannabis puede ayudarles. Por lo general, si un gobierno legaliza la marihuana medicinal también cambiará su uso recreativo, de forma que cualquiera pueda comprarla sin un diagnóstico. Veo que este proceso continúa, pero es difícil decir qué tan rápido sucederá.


¿Cuántos números de Broccoli tienen ya planificados publicar? ¿Puedes anticiparnos algo sobre ellos?

Publicaremos tres números al año, ¡espero que por mucho tiempo! Nuestro segundo número tiene una entrevista a Donisha Prendergast, una activista y cineasta que también es la nieta de Bob Marley. Además tenemos una historia muy divertida planificada que involucra un collage de gatos.

En Sudamérica, mucha gente fuma y cultiva marihuana en comparación con Europa, ¿piensas incluir algún contenido sobre esta “parte” del mundo en Broccoli?

Sí, nos interesa la cultura del cannabis de todo el mundo. Acabamos de entrevistar al diseñador de Cosmo Swim (de Brasil), y hemos estado en contacto con mujeres de Sudáfrica, Hong Kong, Japón, Bangladesh, Suecia… es una comunidad global.