Descubrimos al joven ilustrador Daryl Rainbow (Manila, Filipinas, 1992), quien llegó a los 3 años a Londres con sus padres y terminó convirtiéndose en un ilustrador y animador, joven y con mucho talento pero aún con poca experiencia. Sus dibujos y gifs animados muestran un incisivo sentido del humor que podría fácilmente aprovecharse en un cómic y crecer dentro del sector editorial. Daryl es un milenial con todas las letras y lo demuestra con temáticas que pasan frecuentemente por situaciones cotidianas en las que el uso de las tecnologías es algo constante. Hablamos con él sobre su trabajo y sobre su futuro.

¿Cuándo empezaste a dibujar y cómo terminaste ganándote la vida con esto?

Mi madre dice que empecé a dibujar desde muy pequeño. Me suele contar que cuando estaba embarazada tragó accidentalmente un lápiz y un papel y que cuando nací salí con un dibujo de su vientre… Bromas a parte, todavía no me gano la vida exclusivamente con mis dibujos, pero ser artista/ilustrador siempre ha sido mi objetivo, nunca consideré otras carreras.


¿Cuándo te diste cuenta de que la ilustración era tu vocación?

Estudié ilustración en el Camberwell College of the Arts, en Londres, formación que terminé en 2014. Desde que empecé a estudiar no dejé de dibujar, pero hasta hace un año más o menos no había recibido encargos y trabajado realmente en esto. Ahora que gano algo de dinero, siento que esto podría ser realmente mi trabajo y mi carrera profesional, pero obviamente me gustaría poder ganar un poco más, para poder dedicarme a ello exclusivamente.

Aunque vives en Londres desde que tenías 3 años, ¿ser extranjero ha tenido algún impacto en tu trabajo o en tu punto de vista?

No, en realidad no. Aunque no nací en Londres, nunca me he sentido extranjero en esta ciudad. Londres es una ciudad multi-cultural y racialmente muy diversa, lo cual me influye como artista, y como persona en general, pero la idea de ser extranjero nunca ha jugado realmente un factor importante en ese sentido.


Dibujas y animas tus dibujos, ¿qué piensas del formato gif y de las nuevas plataformas de promoción y exhibición del arte (redes sociales, Internet, etc.)?

Creo que estas nuevas plataformas son muy interesantes y divertidas. Las redes sociales se han convertido en un medio accesible al alcance de todo el mundo para promocionarse y encontrar su “target objetivo”. Me emociona mucho ser parte de la primera generación que puede comunicarse tan fácilmente y rápidamente con su público. Por otro lado, las redes sociales también me resultan un poco frustrantes porque terminas desperdiciando el tiempo en contenido inútil, además de promover la obsesión en uno mismo y el egocentrismo.


Tus dibujos tienden a retratar situaciones diarias con un trasfondo social o político. ¿Es tu manera de criticar a la sociedad moderna o de exponerla?

En Londres se pueden observar muchos fenómenos sociales que están ocurriendo de forma simultánea, ya sea la gentrificación de los barrios o la interacción de los jóvenes con la tecnología. Esas situaciones me interesan y fascinan, no trato de “criticarlas”, solo de ofrecer mi visión sobre ellas. No pretendo hacer grandes declaraciones o críticas intelectuales en mis dibujos, son solo reflejos de lo que observo en mi día a día con un poco de sentido del humor añadido.

¿Cómo has vivido los acontecimientos más recientes en Reino Unido y cuál es tu opinión (si tienes una) sobre lo que está pasando con el terrorismo en Europa?

Es una locura lo que ha sucedido en los últimos años. No creo que sea una situación exclusiva de Londres o de Europa, sino más bien una situación mundial. Cada país parece lidiar de forma distinta con la política y la economía neoliberal, pero en la mayoría de los estados ha habido un aumento de la popularidad de los movimientos nacionalistas. Eso va ligado al terrorismo en Europa y las atrocidades que se están cometiendo en el Medio Oriente, lo cual genera una situación global de inestabilidad. Y, a la vez, ¡estamos viviendo el calentamiento global del planeta! Creo que mi única esperanza es comprarme un pasaje a Marte…


¿Cuáles son sus principales influencias, fuentes de inspiración y referencias artísticas?

Mis principales influencias artísticas han sido la obra de artistas como David Shrigley, Bingo, David Hockney, o Maria Herreros. También me gustan mucho las animaciones del estudio neoyorquino Off Foot y las comedias de Ricky Gervais. Y Dios, que me da fuerza para ser siempre mejor persona.

¿Para quién trabajas habitualmente? ¿Cuáles han sido tus principales clientes?

Trabajé con una agencia llamada Come Alive Images durante el año pasado, que comisiona GIFs promocionales. También me he unido a una galería de Londres llamada Broth Art. También he conseguido diversos trabajos a través de los clientes que me encuentran en las redes sociales, desde editoriales para revistas hasta animaciones para músicos.


¿Cuál es tu proceso creativo desde la solicitud del cliente hasta la ilustración final?

Me dicen que haga algo y yo lo hago. Soy muy complaciente. Entremedio de una cosa y la otra, dibujo mucho y trabajo mucho en Photoshop. Ha y bebo mucho té.

¿Cuáles son tus planes de futuro?

Acabo de terminar una serie de ilustraciones llamadas Existential Graffiti, que estarán a la venta a través de Broth Art. Además seré parte de una exposición grupal llamada The Golden Thread Project, un espectáculo con ilustradores creando obras basadas en viejas canciones folclóricas, que se exhibirán en Londres. También planeo volver al running y al Ju Jitsu en algún momento.