Cargando galería...
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”
Entrevista al fotógrafo Matías González: “Nadie busca lo que no conoce”

Matías González (Quilicura, 1993) es de esos que viven pegados a una cámara, y se nota. Sea cual sea la situación de la que obtiene una imagen, un matrimonio o las calles de su ciudad natal, logra sacar el “alma” de las cosas y las personas y mostrarla en sus imágenes. Actualmente vive en Buenos Aires, pero viaja por países de todo el mundo documentando lo que ve, lo que vive, y trabajando como fotógrafo de matrimonios internacional.

¿Cuál es tu trayectoria profesional en la fotografía?

Luego de haber realizado un año de Comunicación Audiovisual en IP Arcos, en 2013, comienzo mis estudios de fotografía en la Universidad del Pacífico, durante mi estadía en la UPA pude optar a un programa de intercambio y realizar un año (2014) de estudios en la EAF (Escuela Argentina de Fotografía). Durante ese mismo año comienzo de manera profesional a trabajar como fotógrafo documental de matrimonios cubriendo estos eventos en Chile, Argentina, Brasil y Estados Unidos.

Durante el 2015 y 2016 estuve realizando viajes a Nueva York acompañando a Ryan Brenizer, un reconocido fotógrafo de bodas a nivel internacional, también desarrollando y continuando proyectos para mi propio sitio web y el colectivo @MigrarPhoto hasta la fecha.



¿Cuándo te planteas dedicarte a esto profesionalmente?

Cuando lo pensé era joven, inmaduro y con mucha ansiedad, desde los 15 que no suelto una cámara pero creo que de manera profesional y con mucha decisión fue a mis 20 luego de un taller de Fotografía de Bodas dictado por Andrés Medina en el año 2013. Posterior a eso conseguí mis primeros clientes en el rubro y, con el pasar del tiempo y producto del trabajo, logré viajar y ahí es donde uno agarra más confianza y al final es un camino de ida mientras se gana experiencia y se sigue capacitando nuestra visión de manera independiente. Gracias a este trabajo es que puedo realizar y llevar a cabo proyectos autorales.

¿Puedes citar algunas de tus fuentes de inspiración y tus referentes?

Podría nombrar de manera puntual algunas fuentes de inspiración pero creo que son tantas y todas muy distintas que solo resumiría en que la mayor de ellas es mantener tus sentidos activos para ver y percibir la vida con una sensibilidad elevada. Rescatar aquellos elementos que te hacen conectar con tus ideas y sentimientos que son los que terminas por expresar en cada una de tus obras ya seas fotógrafo, pintor, músico, diseñador, etc. Nuestra visión se nutre de quienes somos en el día a día y de nuestra empatía con el entorno.


Algunos referentes que tengo son: Gregory Crewdson, Larry Clark, Nan Goldin, Diane Arbus, William Klein, Magnum Photos y en lo contemporáneo me gusta mucho el trabajo de Mike Brodie, Tomás Munita, Todd Heisler, Pablo Ernesto Piovano, Cristóbal Olivares, Raúl Goycoolea, Christian Rodriguez, Natalia Roca, Sebastian Mejía, etc. Entre otros fotógrafos que sostienen un discurso interesante sobre la actualidad.

Tu estilo fotográfico es documental, mostrar aquello que sucede a tu alrededor, en la calle, en tu entorno. ¿Crees que la sensibilidad de captar “ese” momento es algo que se aprende o se lleva dentro?

Yo creo que la sensibilidad la tenemos todos, pero sin embargo la práctica y el hecho de estar conscientes sobre nuestra fotografía al momento de estar en la calle o en ambientes comunes, recorriendo lugares, conversando con la gente y descubriendo nuevos mundos en cada ser que posa frente a nuestros ojos. Esto nos permite a nosotros poder actuar frente a aquellas situaciones donde nuestra capacidad de asombro entra en juego. Si estás atento encontrarás las pistas que día a día te permitirán conectar mejor con las historias, sujetos y momentos. Es la única forma de lograr un imaginario visual más profundo y no algo superficial.


El fotógrafo necesita asumir la responsabilidad de sumergirse en los temas que investiga, necesita sentir y empaparse de lo que ocurre, la sensibilidad aparece cuando lo que fotografiamos es lo que vivimos y de cierta forma nos remite a nuestra propia cultura como individuos. Nadie busca lo que no conoce.

Te dedicas a la fotografía de matrimonios, ¿crees que eso es un entrenamiento para el ojo, en cierto modo?

¡Sin duda! Hace 4 años que me dedico a la Fotografía Documental de Matrimonios. Gracias a este trabajo logro financiar mi trabajo de autor. He tenido la suerte de cubrir eventos nacionales e internacionales y es increíble lo cerca que podemos estar de diferentes culturas y tradiciones al momento de estar cubriendo un evento como este. Creo que uno de los momentos en los que más disparo es el día de la boda, alrededor de 8000/9000 frames por cada historia. Cada evento es distinto al otro y están pasando cosas a cada momento, no puedo bajar el ritmo. Se toman muchas decisiones rápidamente y se aprende a reaccionar frente a diferentes situaciones al momento de la cobertura. La fotografía de matrimonios tiene mucho de todo: moda, retrato, documental, reportaje, etc., incluso puedes experimentar y desarrollar una visión mas personal de aquel día.


Fotografías tu barrio, Quilicura, ¿qué es lo que encontraste en él a través de tu cámara que no habías visto sin ella?

Así es, me dediqué a generar un registro de mi barrio posterior a vivir en Buenos Aires por motivos de estudios. Durante ese tiempo logré conectarme con las historias que ya venia conociendo hace algunos años pero que no había tenido la oportunidad de retratar en imágenes. Me encontré con la noche, la calle, el frío y esa juventud en fuego rodeada por cerros, líneas de trenes e historias relacionadas al abandono de una clase trabajadora que vive en un sector periférico de la Región Metropolitana en Chile.

De la misma forma miré hacia dentro, a mi familia, amigos, personas que conozco de hace algunos años y que eran parte de este entorno neblinoso donde el tren se escucha después de que pasa el avión y al mismo tiempo que las bocinas de los autos y las micros son el sonido de alarma diario de esta comuna. Los balazos retumban en cada una de esas poblaciones donde jóvenes pandillas regulan la tasa de mortalidad del sector, algunos se fueron, otros están perdidos, es muy fácil caer en la tentación, la noche los llama y no los devuelve.


¿Cuáles son tus futuros proyectos fotográficos?

Continuo mi labor como Fotógrafo de Bodas en Chile, Argentina y Estados Unidos, sin embargo desde principio de año (2017) tengo base en Buenos Aires. Respecto a mi visión como autor lo que puedo comentar es que pronto realizare un edición en conjunto a Editorial La visita para sacar adelante el foto libro de mi proyecto Quilicurast. El mes de septiembre estaré trabajando en el 3er año del proyecto #BeFromTheBlock en Bushwick, New York. Pretendo continuar enfocado en proyectos a largo plazo en relación a temáticas de Genero e Identidad con intereses en contextos sociales y culturales.