Cargando galería...
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti
Entrevista a Utah & Ether, los Bonnie & Clyde del graffiti

_MG_6462

Romper las normas, ya sea una mínima convención social o una ley estatal, es algo, definitivamente adrenalínico. Ir en contra de lo establecido engancha y te sitúa a contra corriente de un flujo que nos permite vivir una vida “tranquila”. Tranquila y mucho más aburrida que la de Utah & Ether, la famosa pareja de grafiteros nómadas que ha pintado en paredes y trenes de las principales ciudades de los 5 continentes.

El arte, por definición, es algo subversivo que pretende alterar algún tipo de orden, sea el social, el político o el de nuestra conciencia. O así debería ser. Por eso, cualquier cosa que trastoque una convención, como en este caso, la del uso de los espacios públicos, es una forma de arte. Los internacionalmente conocidos como Utah & Ether, alias “grafiteros” de Danielle Bremner y de su novio Jim Clay Harper, rompen las barreras que supone un estudio creativo o una galería para encontrar su arte en el proceso de rebelión, en la ilegalidad de la acción, en lo que precede y envuelve a su graffiti, más que en la propia pintada. Ellos disfrutan trazando su plan para inmiscuirse por las grietas de seguridad, colándose en lugares prohibidos y nosotros nos convertimos en agentes activos de su obra al observarla. Después de 1 año en la cárcel y 3 “exiliados” en Asia debido a su “labor vandálica” en Estados Unidos, teniendo que descifrar sin ayuda local las redes de metro de las ciudades de oriente y burlando la vigilancia de accesos prohibidos, llegan a nuestro país con la intención de adentrarse en el Transantiago. Queríamos saber más sobre su trabajo y su visión sobre el mundo del graffiti en nuestro país y hemos hablado con ellos en su paso por Chile…

_MG_6368

¿Creen que existe alguna relación entre el graffiti y las galerías de arte?

Ether: Nosotros no creemos que los grafittis encajen en las galerías de arte, muchos usan las galerías como una manera de llamar la atención sobre un espacio…

Utah: El graffiti por definición es ilegal, si tomas algo que está en una pared de la calle y lo cuelgas en la pared de una galería, pierde su significado.

Ether:… y no se traduce de la misma manera

Utah: Sí, es posible traducir algunas de las ideas y emociones de un grafitti en una galería de arte pero, por lo general, lo que la gente hace es poner en un lienzo lo que ha hecho en una pared.

Ether: Si piensas en el graffiti como una técnica artística es interesante, pero simplemente duplicar lo que haces en la calle en una galería de arte, no creo que sea interesante ni beneficioso para nadie. Pero usar ideas y conceptos del grafitti y traducirlo en el mundo artístico, sí que es válido, todo depende de cómo se haga.

_MG_6364

¿Cómo se definen, son una pareja del graffiti, son artistas…?

Utah: No nos gusta definirnos por que siempre estamos cambiando, somos siempre un work in progress, pero creo que hablo por los dos cuando digo que el vandalismo es lo primero, es nuestro origen. Sea lo que sea que hagamos o lo que hace cualquier grafittero, aunque sea un trabajo elaborado con colores y dibujos bonitos, el origen es siempre un “tag”, es todo vandalismo en origen. Mucha gente puede decir “me gustan estos colores o estos personajes, pero no soporto esas firmas en la pared…”, pero esa firma o tag es de donde viene todo. Esos colores y personajes bonitos no existirían sin el origen que son los tags.

Ether: para nosotros esto es nuestra vida, no es un trabajo, no sabríamos hacer otra cosa, forma parte de nuestra rutina.

Sí, hablando de eso… ¿en qué momento se plantean que esto que hacen es una forma de vida?

Ether: Siempre hemos hecho graffitis y nos sentimos atraídos por el mundo del grafitti, pero el punto de inflexión definitivo para nosotros fue después de todos los problemas legales que tuvimos en América. Ambos pasamos un año en la cárcel y cuando salimos nos dimos cuenta de que el sistema judicial en Estados Unidos nos etiquetaba como criminales a partir de ese momento. Encontrar un trabajo no era tan fácil por ese motivo. Pero eso, lejos de cerrarnos puertas en la vida, nos mantuvo más concentrados en hacer graffitis.

Utah: Llegó un momento en el que solo podíamos elegir un camino u otro, y elegimos comprometernos con lo que nos encanta hacer.

Ether: Nos concentramos en pintar lo que nos gustaba, en viajar, en ver lo que queríamos ver, en experimentar cosas nuevas, desarrollarnos como personas…

Utah: No ha sido fácil, a veces te encuentras durmiendo en un parque… Es todo parte de este trabajo que hemos elegido.

Ether: Parece que viajamos mucho, que lo pasamos muy bien, pero hay también una parte mala que la gente no conoce.

Utah: Sí, parece fácil, pero no lo es. En realidad, si parece que lo que hacemos es fácil es que lo estamos haciendo bien.

_MG_6403

Muchos en el mundo del grafitti ocultan su cara, ustedes no lo hacen…

Ether: Mucha gente que ve nuestro trabajo no sabe nuestra historia, solo ve lo que hacemos ahora. Antes de nuestros problemas legales no subíamos nada a internet, no mostrábamos nuestras caras, nuestros nombres no se conocían, pintábamos en cientos de metros en Estados Unidos, no hacíamos promoción de nada. Cuando tuvimos todos esos problemas legales, nos arrebataron nuestro anonimato, pusieron nuestra foto en los periódicos, nuestros nombres,…

Utah: Sí… llegó un punto en el que googleabas nuestros graffitis y salían nuestras caras en los resultados. Así que tuvimos que decidir si dejar que otros dictaran cuál era nuestra imagen, y que se decía de nosotros, o si recuperar el control y elegir como queríamos que nuestra imagen se utilizara. La opción orgánica fue encontrar la manera de sacarle partido a eso, ya que no había vuelta atrás.

Ether: Mucha gente nos pregunta como hacemos para pintar ilegalmente si la gente conoce nuestras caras. No entienden como funciona… En Estados Unidos no pintamos a cara descubierta, por ejemplo.

_MG_6469

Antes de venir a Chile, ¿conocían la “escena” de graffiti aquí?

Ether: Sabíamos solo algunas cosas, por ejemplo, que pintar en el metro sería difícil por las acciones terroristas que han habido…

Utah: …y que tenían un metro muy bonito en Santiago (risas).

Ether: No sabíamos mucho acerca de los grafitteros en Chile, a un par de amigos les dispararon por pintar, así que somos conscientes de que tenemos que ir con cuidado. Vinimos sabiendo que el panorama aquí es un poco más tenso que en otros lugares, y que las consecuencias son mayores. Es la segunda vez que venimos a Sudamérica y la primera en Chile. Vinimos aquí porque nos reunimos con parte de nuestro equipo en Buenos Aires, y antes de volver, para aprovechar las tasas aéreas decidimos tomar un bus a Chile y pasar por aquí. ¡Estamos muy felices de haber venido!

_MG_6426

¿Es difícil pintar en el metro de Santiago?

Utah: Sí, hay mucha seguridad, cámaras de vigilancia… Por supuesto sus preocupaciones no son tanto los grafiteros como los terroristas, pero sí, no es fácil.

Ether: Todos aquí tienen sus trucos, pero pintar en el metro de Santiago definitivamente no es para principiantes, es para expertos. Hay muchos que han venido y no han podido pintar en el metro…

¿Para ustedes pintar en el metro es más una cuestión de técnica o de valentía?

Ether: Cuando era más joven me divertía ponerme al límite, pintando algo que valiera la pena artísticamente en muy poco tiempo, pero ahora no importa tanto lo que pinto sino más el hecho de la acción de llegar al metro y pintar algo. Me gusta la experiencia, interactuar con el entorno, ver como burlar la seguridad, etc.

Utah: …sí, más que conseguir la foto perfecta de la pintura, lo hacemos por la acción, si tengo una foto de mi entrando en el lugar me basta, no es necesario tener la foto de la pintura en sí.

_MG_6476

¿Piensan volver a Chile en el futuro?

Ether: ¡Sí! Definitivamente vamos a volver, por supuesto. Queremos ir a un par de sitios después de Chile, pero debemos revisar nuestras cuentas corrientes antes… (risas)

Utah: Además nos hemos dado cuenta que en Sudamérica está todo bastante lejos y no es fácil llegar a los sitios…

_MG_6501

¿Cuál es su impresión, existe una identidad sudamericana en el grafitti?

Utah: La cultura del grafitti aquí es super-joven, hay mucha energía y muchas cosas que la gente está empezando a explorar. En otros sitios los grafiteros son más viejos, y aquí parece que hay mucha gente en las calles pintando, eso siempre es buena señal. Hay ciudades en las que es difícil encontrar un espacio para pintar… (risas)

Ether: Estuvimos en Asia durante 3 años antes de venir aquí y allí la gente que hace grafittis también es muy joven, pero la mentalidad es muy distinta. Se agradece la mentalidad respecto al grafitti aquí en Sudamérica porque no está tan comercializado, y además la gente lo aprecia más y se involucra más con el arte en la calle. Aquí aún están muy abiertos al arte en general, es un soplo de aire fresco.

Utah: Parece que aquí el estigma del grafitti como algo negativo e ilegal no existe.

Ether: Será interesante ver como se desarrolla ese sentimiento entorno al graffiti en el futuro…

_MG_6548

Para algunos es un poco de aire fresco para la “escena” para otros solo escritores basura gastando pintura, ¿Cual es su opinion acerca del “Ignorant Style”?

Ether: Para mi depende de quien lo haga, la razón por la cual lo hace, y su historia. Me gusta la gente que rompe las normas del graffiti, en cuestión de estilo todo vale.

Utah: Creo que es bueno simplemente que haya gente pintando, no me preocupa demasiado el estilo del resto de gente o lo que están haciendo. Es bueno que pinten, sea lo que sea.

Ether: Me gusta más ver el trazo fresco y enérgico de un grafitti que una pintura perfecta con 20 colores distintos… Nunca sabes lo que hay detrás de un grafitti, hay gente que le busca los errores en los detalles, pero a mi me da igual.

_MG_6600-2

¡Muchas gracias por sus palabras y por su tiempo!

Ether y Utah: ¡De nada! Nos vemos pronto.