Cargando galería...
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen
El packaging de Mon Choco como identidad de origen

6f53b137517385.57434b2b3a624

El packaging juega un rol importante en la comunicación de un producto, ya que es lo primero que vemos cuando buscamos o miramos en una tienda.

Tendemos a ir hacia lo que más nos llama la atención, por lo que es importante comunicar con fuerza y de una forma clara para llamar la atención desde la primera impresión, ya que existen una gran cantidad de marcas dedicadas a vender el mismo producto y solo nos podemos diferenciar a través del diseño.

Mon Choco, una marca de chocolate de Costa de Marfil, es una empresa familiar que ha estado trabajando con el cacao por generaciones. El chocolate y toda la producción se hace a mano y a nivel local en Costa de Marfil, el país con mayor producción de cacao en el mundo.

Con estos antecedentes y junto al estudio de diseño Futura de México han trabajado en una nueva identidad, mostrando la tradición de extracción del cacao y los demás ingredientes para poder contar una historia de calidad y preocupación en la creación del producto.

5c1cae37517385.57434b2b3b81e

En su packaging hicieron ilustraciones que nos acercan a las personas del país, cómo éstas respetan la tradición de la cosecha del cacao, que termina por transformarse en el chocolate. Estas ilustraciones se usan como texturas en la envoltura que nos muestra el trabajo de alta calidad en su proceso de elaboración, así como la historia de lo que tenemos en nuestras manos.

El diseño no sólo se utiliza para el chocolate, sino también para otros productos de chocolate como el sorbete, el helado, las nueces revestidas y otros productos de la empresa.

Mon Choco es el vivo ejemplo de identidad de origen y la importancia de las tradiciones desde una localidad.