Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Y no a cualquier museo. El mismísimo Warhol le abrió sus puertas a la exhibición, y en octubre presentará Heroes and Villains: The Comic Book Art of Alex Ross, en lo que será un reconocimiento merecido en un lugar icónico para el mundo del arte. La muestra incluirá dibujos que Ross realizó entre los 3 y 15 años, además de sus creaciones más recientes, como una forma de explorar el desarrollo creativo de su genio.

El ilustrador se hizo un nombre en la historia del cómic con su trabajo en las paradigmáticas series Marvels (1993) y Kingdom Come (1996), que redefinieron la pespectiva desde la que se miraba a los superhéroes, enfocándolos desde un punto de vista más humano y más alejado del halo de semi-dioses que los envolvía hasta ese momento. Entonces tenía veintiséis años. Y ahora que acaba de superar los cuarenta, con decenas de obras mundialmente reconocidas bajo el brazo, da este gran salto desde el auto denominado noveno arte, al universo de las exhibiciones de museo.

No es casualidad que sea el museo Warhol el que acoja la primera presentación fuera de las viñetas del trabajo de Ross, pues Andy era un fanático del cómic. Pero como símbolo de que esto no se trata de un gusto o capricho personal port mortem, la administración del museo dispuso que los dibujos del ilustrador compartan espacio en su galería con obras de Norman Rockwell, Andrew Loomis y JC Leyendecker, además del propio Warhol, en lo que será una muestra importante de lo más trascendente del Pop Art.

Sumándose a esta especie de “graduación como artista” que significa la exposición para Alex Ross, Joia ha querido publicar esta noticia con algunos meses de antipación (ya que la exhibición está confirmada) y ofrecer algunas muestras del trabajo del que muchos califican como el mejor ilustrador de cómics de los últimos 15 años (y compitiendo por ser el mejor de la historia). Que la disfruten.