Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Eisenherz se sitúa en Alemania y trabajan cada bicicleta como un proyecto. Cada parte de la bicicleta está ensamblada a mano con artículos vintage, y de máxima calidad, mezclados a la perfección con algunas piezas modernas. El resultado final es una bicicleta única que será dueña de las pistas urbanas. Los precios son elevados pero sólo hay que ver las imágenes de los detalles para hacerse una idea de por qué. Se puede contactar en su página web para hacer pedidos internacionales. Si quieres una bicicleta única en el mundo, échale un vistazo al site. No tiene desperdicio.