Cargando galería...
Duane Hanson, el escultor visionario
Duane Hanson, el escultor visionario
Duane Hanson, el escultor visionario
Duane Hanson, el escultor visionario
Duane Hanson, el escultor visionario
Duane Hanson, el escultor visionario
Duane Hanson, el escultor visionario
Duane Hanson, el escultor visionario
Duane Hanson, el escultor visionario
Duane Hanson, el escultor visionario
Duane Hanson, el escultor visionario

duane_hanson_art_la_monda_magazine_2

Duane Hanson nació demasiado pronto, en 1925, en Minnesota, y vivió casi toda su vida en Florida. Sus obras quizá te resulten familiares gracias a la labor de artistas de prestigio como Ron Mueck, Patricia Piccini o Sam Jinks, que destacan dentro de la escultura hiperrealista de hoy en día. Pero en 1966, cuando Hanson empezó a hacer las primeras figuras hiperrealistas a tamaño real en fibra de vidrio y vinilo, ni la comunidad artística ni las tendencias políticas del momento estaban de su lado. Quizá las temáticas violentas de sus primeras obras (“Abortion”, “Accident” o “Race Riot”) no ayudaron a su aceptación inicial, y fue catalogado como artista parte del movimiento Pop Art.

La crítica social de Hanson se volvió más sutil en los años siguientes y adoptó temáticas “suavizadas” para expresarla – todo lo sutil que puede ser una escultura hiperrealista pintada con todo detalle-, pero jamás desapareció. De esta época son “Supermarket Shopper”, “Hardhat”, “Tourists”, o “Woman Eating”, todas ellas esculturas humanas a tamaño real, vestidas con ropa que el artista compraba en las tiendas de segunda mano. En las exposiciones de Hanson los espectadores podían, realmente, compartir su espacio con las esculturas como si fueran humanos de verdad. La familiaridad de los personajes que el artista esculpía sorprendía a los espectadores del momento, y sigue dejándonos atónitos hoy en día por su vigencia.

artwork_images_1081_504406_duane-hanson

Por eso, Hanson ha sido considerado un artista visionario que fue capaz de mantenerse fiel a su técnica y estilo a pesar de sentirse aislado dentro del mundo del arte. Hanson daba forma a ciertos esterotipos de la sociedad norteamericana que solían estar fuera de los medios de comunicación masivos, les daba su espacio de expresión y la importancia que merecían dentro del entramado de esta sociedad. Señoras de la limpieza, amas de casa que van a la compra, ancianos cortando el pasto, mujeres tostándose al sol, borrachos, etc., son algunos de los personajes protagonistas en su trayectoria artística. Todos ellos conforman el retrato de una sociedad cansada y triste a pesar de todos los bienes materiales que le rodean, fruto del “American Way of Life” y el consumismo exacerbado posterior a la Segunda Guerra Mundial. Valores que, lamentablemente, no han cambiado aún y empobrecen el alma de la civilización actual.

A lo largo de su vida Duane Hanson fue considerado un “outsider”, pero hoy en día, ya fallecido desde 1996, expone en las galerías más importantes del mundo y es admirado por cientos de visitantes que no dudan en tomarse una “selfie” con las esculturas.