Cargando galería...
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano
Detroit: Unbroken Down, de Dave Jordano

Captura-de-pantalla-2015-08-02-a-las-21.46.23

La editorial independiente neoyorquina powerHouse Books tiene entre sus publicaciones los mejores libros de fotografía, moda, cultura pop y artes plásticas que hayas visto, y sus ejemplares suelen iniciar tendencias y alterar percepciones sobre temáticas poco conocidas. En este artículo queremos destacar una de sus recientes ediciones: Detroit: Unbroken Down.

El fotógrafo Dave Jordano volvió a la ciudad que le vio nacer para realizar una serie de fotografías sobre la urbe y sus habitantes. Detroit ha sido, en los últimos años, una de las ciudades más castigadas por el desempleo debido a la crisis de la industria automotriz que en su día la convirtió en un centro financiero. Ello ha obligado a abandonar el lugar a muchas familias, dejando detrás suyo casas abandonadas, barrios fantasma, y, en definitiva, lugares donde la pobreza impera y tratar de sobrevivir es el pan de cada día. Es el tercer mundo dentro del primer mundo mientras el gobierno hace oídos sordos. Muchas ciudades de la zona y áreas de Detroit han pasado a engrosar la lista de ciudades fantasma de Estados Unidos.

Captura de pantalla 2015-08-02 a la(s) 20.19.10

A pesar de los devastadores efectos en la población, las imágenes de Jordano muestran la cara más humana de la situación, las vidas que aún tienen esperanza y tratan de recomponerse o de subsistir. En Detroit: Unbroken Down verás el retrato real de una ciudad frecuentemente muy manipulado en los medios de comunicación, desde el punto de vista de uno de sus exhabitantes, desde un sentimiento de cariño, denotado en todas las fotos del libro.

Muchos artistas han tratado de cambiar el rumbo de esta ciudad devastada por la crisis, ocupando y rehabilitando como vivienda o con usos diversos, las casas que habían quedado vacías. Movimientos como Occupy Detroit también luchan para dar visibilidad y devolver los derechos a las personas afectadas por el desempleo y la falta de recursos. Esperemos que libros como este consigan aportar su granito de arena en mejorar la vida de los habitantes de Detroit.