Cargando galería...
Da Chilean Güey Thai-Isan
Da Chilean Güey Thai-Isan
Da Chilean Güey Thai-Isan
Da Chilean Güey Thai-Isan
Da Chilean Güey Thai-Isan
Da Chilean Güey Thai-Isan

Esta es otra de las nuevas secciones que tenemos en el blog. Nuestro propósito es rescatar rincones destacados de Chile.

El Persa Bio-Bío es conocido por esconder toda clase de tesoros. Desde antigüedades, a juegos de video consola, pasando por zapatillas, televisores, ropa, accesorios cosméticos, ect,ect,ect. Yo ya tengo mi recorrido persístico asignado hace años y antes cuando paraba a comer el destino culinario era fijo, lomito tomate en los galpones de fondo con mayonesa de ajo; pero hoy las cosas han cambiado.

Hace algo más de un año atrás era adicto a un pequeño restaurante Tailandés que se instaló en el Tirso de Molina. Me acuerdo que cuando lo descubrimos tenia 5 o 6 mesas. Fuimos con un amigo, era invierno y hacía mucho frío. El personal lo componían dos personas, un caballero llamado Juan que atendía las mesas y Tik una simpática señora Tailandesa que entre sonrisas trataba de comunicarse en un español improvisado.  Mientras esperábamos nuestros platos nos pasaron unos panfletos de turismo de Tailandia y nos sirvieron una especie de “papa frita” hecha de camarón con salsa tamarindo casera, era una locura, estaban buenísimas. Cuando llegaron nuestros platos, (yo había pedido Pai Tai y mi amigo sopa Tom Khai Gai) lo primero que nos llamó la atención fue la presentación, pero una vez que probamos los platos, ya no importó nada; se nos despertaron los sentidos, se nos quitó el frío y lo único que pudimos hacer fue devorar sin poder hablar, solo hubieron murmullos de gusto y pequeñas risas incrédulas. Tras un par de meses de visitarlo arduamente el pequeño restaurante empezó a llenarse. De repente había que hacer cola de hasta una hora, y de un día para otro el mini restaurante desapareció.

taiplato

Después de preguntar en el Tirso de Molina varias veces que había sido del restaurante y nunca recibir una respuesta realmente clara me reencontré con mi adicción. Un amigo que tiene una tienda en el persa me dio a probar de un plato que le habían traído de un Tailandes nuevo que se había instalado en la esquina. Esto fue un sábado, el lunes ya estaba joteandolo para que me llevara a conocerlo. Allí en un pequeño estacionamiento de la calle placer la vi denuevo. Por fin había vuelto a dar con Tik!

 

La dirección es San Diego 2302, pero en realidad esta en la calle Placer. Algo difícil de encontrar, pero con este mapa no tendréis problemas en llegar.

map

Tik es originaria del noreste de Tailandia, lleva ya varios años en Chile y llego a trabajar para un restaurante Tai, al tiempo se emparejo con Juan y decidieron abrir el Thai-Isan. Como os contaba su primer local estuvo en el Tirso de Molina, pero por algunos problemas se tuvieron que mudar. Después de aparecer varias veces por Bilbao, en unas ferias gastronomicás dominicales finalmente se han instalado con un punto fijo en el Persa Bio-Bio.

La comida está exquisita y los precios son muy recomendables (desde los 2900 a los 4900). Las porciones son contundentes, y como dije al principio después de cada bocado solo crece tu adicción. En lo personal recomiendo las sopas, y el Kang Dang, pero honestamente todos los platos están exquisitos y el postre (helado frito) es una locura.

helado2