Cargando galería...
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’
Carson Davis Brown convierte los malls en museos con ‘Mass’

2.jpg.CROP.original-original

Los lugares de consumo masivo tales como malls o supermercados se convierten en espacios de paso, que transitamos como un puro trámite en nuestras vidas, para conseguir alimentos o enseres necesarios para vivir o, que creemos necesitar. Son los denominados no-lugares, los cuales no se habitan, solo se recorren y se comparten con otros individuos que también consumen, a los que nunca conoceremos, por muy cerca que estemos de ellos. A estos espacios podemos añadir los aeropuertos, el metro, o las carreteras que nos permiten llegar a un destino.

Estos no-lugares tienen unos códigos de no intervención, no interacción y no alteración. Todo está, supuestamente, donde tiene que estar, todo está indicado y señalizado para facilitar nuestro paso por ellos, nuestro consumo. Carson Davis Brown pretende poner un poco de “sal” en nuestro recorrido, creando instalaciones artísticas en estos espacios que hagan plantearnos el uso de estos objetos, elementos o alimentos, sea cual sea su uso. Los agrupa por color y forma y construye estructuras temporales que, tarde o temprano, los trabajadores del supermercado, del mall, o de la tienda en cuestión, terminarán desarmando. Esta serie de creaciones se llama “Mass”.

Mass_Show001_6CDB

La obra de arte podrá ser observada en vivo por aquellos que pasen por allí de forma fortuita solo durante un tiempo mínimo, por eso el artista le saca un fotografía a cada pieza. Es así como puede hacerlas perdurar más en el tiempo y realizar exposiciones de sus instalaciones, por ejemplo, colocando las imágenes en marcos que están a la venta en una tienda (como si fueran las fotos de muestra de los marcos) e invitando a sus amigos y familiares a visitar esa sección de la tienda.

Para todo este proceso creativo, el artista, no obtiene ningún permiso de los espacios en los que trabaja, simplemente trata de hacerlo rápido con los mismos artículos que están a la venta y sin afectar al trabajo de los dependientes que, finalmente, terminan descubriendo su obra extrañados. Todo artista debe despertar la conciencia del espectador, provocar un nuevo planteamiento, abrir un poco la mente del que observa: Davis Brown lo logra proponiendo un uso completamente inesperado de cosas que utilizamos diariamente, y nuevas agrupaciones de estos elementos, por color y no por aplicación.