La formación en Bellas Artes de Jonathan Higbee se hace evidente en sus imágenes formadas por momentos suspendidos en el aire que suceden en una milésima de segundo. Si la cámara de Higbee no hubiera estado ahí en ese instante preciso, la foto no existiría o sería otra muy diferente. Suponemos que, a parte de un talento y buen ojo innatos para la fotografía, Jonathan tiene también mucha suerte de estar en el lugar y momentos correctos, o mucha paciencia para esperar y acierto en disparar.


Su habilidad no ha pasado desapercibida y le ha llevado a trabajar para AirBnb, Zeiss, Vice, Buzzfeed o Dailymail, y a exponer en varias galerías en todo el mundo. Aunque es de Missouri actualmente reside en Nueva York, una ciudad en ebullición constante que garantiza muchos momentos fotografiables si tienes buen ojo para encontrarlos, como es el caso de Higbee. Pásate por su Instagram si quieres procrastinar por un buen rato.