Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

De visita en Argentina, el maestro italiano dejó su crítica social en forma de mural en una esquina de Buenos Aires. Con una capacidad de simbolizar digna de Quino (aunque quizás de manera más abierta en su interpretación), BLU pintó esta obra en la que plasma una ceguera y mutismo forzados por los colores patrios en la nación vecina.