Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Corea del Norte es probablemente el país más hermético de todo el mundo. Su régimen autoritario, oculto y totalmente cerrado al exterior transforman el territorio en un secreto que todos quieren descubrir. Muchos fotógrafos han intentado, por distintos medios, retratar  la realidad del país con muy poco éxito. Charlie Crane estuvo intentando durante un año entrar con su cámara por el conducto regular. Sólo logró que le dieran un paseo por los lugares turísticos.

Orden, simetría, grandeza es la cara de Corea que quieren mostrar sus encargados de prensa y relaciones exteriores. Charlie Crane tuvo que viajar con dos guías turísticos, que no se separaban ni un segundo de él y dejar en la frontera todos sus aparatos, incluído su teléfono celular. Las fotografías son parte del libro llamado “Welcome to Pyongyang” publicado en 2007. Se puede ver entero aquí.