Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Las autoridades de Londres se encuentran en un problema. Su plan para limpiar la ciudad de rayados y graffitis se topó con dos de las más recientes obras de Banksy, quien aprovechó la ocasión para manifestarse a su manera.

La policía lleva un tiempo erradicando a los graffiteros -arrestos incluidos- de las calles principales donde se desarrollarán los Juegos Olímpicos. Pero esta intervención los pone en la difícil posición en la que se vieron las autoridades de Bristol en el año 2007, cuando decidieron borrar obras de Banksy, lo que después fue considerado por muchos como un error grave, por tratarse de piezas de arte de un artista reconocido.