Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Hace sólo 4 años que Kim Holtermand tiene una cámara de fotos. Siempre le había gustado la fotografía y comenzó con una cámara de bolsillo. Luego, cuando conoció la 350D de Canon, comenzó a tomar en serio la fotografía. De abuelo arquitecto y padre dibujante, siempre estuvo en contacto con ambas disciplinas. A través de la fotografía, se enamoró de la arquitectura.

El portafolio de Holtermand está compuesto no  sólo de arquitectura sino que también de paisajes naturales aunque siempre mantiene una perfecta armonía y composición.  La inspiración la encuentra en la música, en el cine, revistas o carteles en la calle. Sigur Ros, Moby, Max Richter y el cine de Stanley Kubrick van siempre con Holtermand en la búsqueda de una nuevo proyecto. Aquí se puede ver todo su trabajo.