Cargando galería...
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad
Amy Hill trae el pasado pictórico a la actualidad

Hill2
La respuesta de la eterna pregunta ¿artista se nace o se hace? se decanta casi siempre hacia lo innato de esta cualidad humana. Lo que mueve un artista ahora para que se ponga a crear es lo mismo que hace unos siglos atrás, lo único que ha cambiado son, quizás, las herramientas.

En la actualidad uno puede ser artista si tiene un computador y un software para diseñar, antes requería un poco más que eso. La pintora Amy Hill defiende esta teoría: “mis instintos son similares a los de los pintores flamencos del siglo XV, lo que me permite dialogar con ellos”.

Hill20
La estética de las obras de Hill es naif, usa el trampantojo, parece usar la técnica de la veladura para conseguir colores más vivos y cierta perspectiva, y las expresiones de sus personajes hacen que parezcan salidos directamente de los pinceles de Jan Van Eyck, el máximo representante de la Escuela de Flandes.

Esta artista de New Jersey ha encontrado sus antepasados artísticos y los trae al presente a través de la ropa, los complementos o las tecnologías que aparecen acompañándolos. Si buscas bien encontrarás una polera de Los Simpson, un smartphone, varios piercings y hasta a Hello Kitty en cada escena naturalista de sus obras.