Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

La frase tiene apariencia futurista. Sentir nostalgia por algo tan actual y propio del desarrollo tecnológico como los videojuegos es una prueba de la velocidad con que las cosas avanzan en esta época.

Porque lo cierto es que ya son décadas las que nos separan de los primeros Street Fighter, Mario Bros, Double Dragon y muchos otros. Aled Lewis -acusado por algunos de utilizar un recurso fácil-, se sirve de esa nostalgia para montar sus imágenes. Aquí algunos ejemplos.

El perrito de ese juego de disparos con el que conocimos la pistola del Nintendo, Koopa en una playa que evoca a la que le servía de pista en Mario Kart… ¿Cómo no sentir nostalgia?