Cargando galería...
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel
Alain Vonck, la belleza del píxel

IMG_5831

Alain Vonck es un diseñador y director de arte francés formado en la ESAG Penninghen de París que se dedica a “poner orden” en el imaginario histórico de Internet, desde la web 1.0 hasta nuestros días. Si ya habías logrado olvidarte de las peores (¿o mejores?) imágenes que el world wide web nos entregaba hace unos años, este arqueólogo digital te las muestra de nuevo, eso sí, embellecidas, refinadas e incluso glorificadas como monumentos a los “errores” de una época. Es como estar viendo una de esas películas futuristas que auguraban autos voladores en el año 2000 y reírte un poquito de la ingenuidad de la raza humana en general.

Bien, agradecemos que alguien venga a recordarnos nuestro pasado digital del cual renegamos, a demostrarnos lo ridículo que es hablar de tendencias digitales por más de unos pocos años, meses e incluso días, y a avisarnos de que el tiempo pasa rápido, muy rápido. Los diseños editoriales, web o de identidad de Vonck constituyen, finalmente, un espectacular archivo actualizado de imágenes con colores RGB, volúmenes en 3D, píxeles y tipografías como recurso formal recurrente.

alain-vonck-1

En todo ello se puede leer una voluntad de catalogar la huella digital del ser humano y de ponerla en un pedestal, como muestra de nuestra historia, así como en los museos se exponen obras pictóricas o escultóricas como prueba de un pasado artístico siempre mejor. La máxima expresión de este artista la podemos encontrar en las 250 páginas del libro Notebook, editado por Tamyras bajo la temática “Positive Lebanon”.