Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

El título lo dice todo,  así que a mirar fotos no más, y disfrutar de la fineza que logra Estevan Oriol cuando apunta su cámara hacia las mujeres de la ciudad en la que tiene su hogar.