Cargando galería...

Wild Style – Charlie Ahearn

EPDM – Janette Beckman

Tyler The Creator – Nabil Elderkin

Joey Badass – Che Kothari

Nas – Che Kothari

RZA – Che Kothari

Notorious BIG – Jonathan Mannion

Jay z – Jonathan Mannion

Kendrick Lamar – Jonathan Mannion

Lauryn Hill – Jonathan Mannion

Ol Dirty Bastard – Jonathan Mannion

Harlem Crew – Jonathan Mannion

The Game – Jonathan Mannion

Bounce – Estevan Oriol

Eminem – Estevan Oriol

Notorious BIG – Ernie Paniccioli

Mary J Blige – Ernie Paniccioli

Run Dmc – Ricky Powell

Records Store – Charlie Ahearn

I AM HIP HOP

En el año 2013, KRS-One dio una charla en Ámsterdam sobre las 4 décadas del Hip Hop. Entre muchas cosas, criticaba al sistema educativo que enfatizaba el estudio convencional de la historia por encima del estudio de uno mismo y su cultura en la vida diaria. “No puedes ver la verdad a menos que tú seas verdadero”. Eso es el Hip Hop, según The Teacha.

Es difícil contar en un breve relato lo que puede acontecer en casi medio siglo de evolución social, sobre todo si hablamos de Hip Hop. Beat box, tornamesismo, pantalones XL, graffiti, basketball, mafias, Golden Era y blackbooks, son sólo algunos de los miles de códigos que están insertos dentro de esta cultura.

Unos 40 años ya han pasado desde que los primeros beats empezaron a sonar en las calles del Bronx. Los projects del ghetto, en donde hasta hacía algunos años el Jazz, el Dancehall y el Funk lideraban dentro del público más joven y de avanzada, eran ahora musicalizados por un nuevo ritmo: el Rap. Una lírica de rima cruda e improvisada, y que, acompañada por una métrica de bombo y caja (realizada con percusión vocal), se convirtió en el detonante para que jóvenes sin recursos técnicos y conocimientos musicales terminaran creando un movimiento social, hoy expandido desde los cinco barrios de Nueva York a los suburbios de los cinco continentes.

Desde Run DMC, pasando por Notorious B.I.G o Tupac, hasta Joey Bada$$ y Tyler The Creator, hoy presentamos parte del contenido de “40 Years of Hip Hop Photography”, muestra inaugurada en mayo de este año en las instalaciones del Gladstone Hotel de Toronto, en donde destacados fotógrafos como Jamel Shabazz (JOIA 07), Che Kothari, Estevan Oriol (JOIA 08), Danny Clinch y Ricky Powell, presentaron una extensa selección de retratos de algunos de los más destacados íconos del Hip Hop.

SHABAZZ_MATTRESS_36X36
Foto por Jamel Shabazz

La historia de las culturas

Para hablar de la exhibición nos comunicamos con Che Kothari, quien fue el curador de la muestra junto a Ryan Paterson.

Dentro del vasto universo de grandes imágenes del Hip Hop ¿Cómo fue el proceso de selección?

Ryan y yo dedicamos muchas horas a investigar y seleccionar las imágenes que queríamos incluir en el evento, y que sintiéramos que representaban la vibra del Hip Hop en 40 años de existencia. Sin embargo, cuando nos empezamos a comunicar con los fotógrafos, aparecieron muchas otras ideas increíbles, lo que nos llevó a cambiar nuestros planes, para mejor. Por ejemplo, mi amigo Jonathan Mannion sugirió que incluyéramos a Danny Clinch a la lista de fotógrafos invitados, y resultó ser una excelente adición. Su foto de Tupac no era parte de la muestra originalmente, pero terminó siendo una de las piezas más fuertes.

¿Cuál es la importancia de la fotografía en la cultura Hip Hop?

La fotografía juega un papel fundamental en nuestras culturas, y el Hip Hop no es la excepción. Es usada como una herramienta de exploración, ayudando a identificar y capturar diversas historias y leyendas de nuestras culturas. Con esta exhibición tratamos de mostrar cómo la fotografía ha sido utilizada dentro del Hip Hop para capturar la esencia de los MC’s.

¿Cuáles crees que son los rasgos más comunes de los artistas de Hip Hop?

El Hip Hop tiene muchas madres, muchos padres, hermanos, hermanas y primos, y yo he tenido la suerte de haber aprendido de los más antiguos de la comunidad Hip Hop que Hip es conocer y Hop es moverse. Así que el Hip Hop es, en esencia, un movimiento de conocimiento que está en constante evolución. En su base se trata de creatividad cruda, habilidad e ingenio, del poder de la gente y de la capacidad de hacer algo de la nada.

La cultura Hip Hop tiene mucho de “compartir el hacer”, por decirlo de alguna manera, con muchas colaboraciones tanto en la música, como en el graffiti, algo que no ocurre tan frecuentemente en otros estilos y manifestaciones artísticas ¿Por qué crees que el Hip Hop es tan integrador?

Una de las cosas hermosas del Hip Hop es que puede ser una forma de arte colaborativo. En todos los elementos del Hip Hop conviven los aspectos de competencia y colaboración, ya que trabajando con otros, ya sea en conjunto o compitiendo, los artistas se fuerzan hasta la excelencia, hasta dominar su arte. El Hip Hop, como medio, es un terreno fértil para la innovación y por eso aparecen todo tipo de colaboraciones.

 

PANICCIOLI_FLASH_24X18
Grandmaster Flash por Ernie Paniccioli

Qué rapper ― Por Bronko Yotte

Salir en una foto es mucho más que vestir una pinta, poner una cara o mostrar una pose. Un buen retrato fotográfico rescata una personalidad, como un resumen instantáneo de quién eres. Los fotógrafos sabrán bien qué se hace para lograr eso, y si además consiguen reflejar elementos del ambiente, más posibilidades tienen de ganar. Ahora, si quien aparece frente al lente es un artista, de cualquier índole, es deseable comunicar su vínculo particular con el entorno. Pero el caso específico de un MC es más especial aún, porque un rapero no solo se relaciona con su espacio propio, no sólo proviene de ahí o llegó ahí. Un MC, en persona y por su discurso, lo representa.

Esa intención es lo propio del Rap, que se definió como manifestación a fines de los setenta, con una fuerza tal que se ha reproducido y sigue creciendo en los más diversos contextos alrededor del globo.

Donde vayas hay un MC y cada uno quiere diferenciarse. Desde el origen del género y hoy más que nunca, los recursos para rapear están al alcance de medio mundo, lo que hace de la originalidad un valor esencial. Por eso, hay tantos raperos como propuestas visuales. Siendo infinitas las posibilidades para mostrarse, y si adquiere sentido ver en un mismo compendio fotográfico a RZA, Lauryn Hill o Drake, ¿qué tienen en común? O más precisamente: ¿qué le da a un MC su carácter de ícono, reconocible indiscutiblemente y evidente hasta en una foto?

La primera respuesta es tautológica: ser “rapper”. Aquí se entiende este término no como un nombre, sino como una característica. Es a lo que se refieren nuestros amigos cuando les hablamos de un asunto y su interpretación, que ya reconocemos por su entusiasmo, llega en la forma de un adjetivo magistral.

―“Qué rapper” ―nos dicen. La palabra se gesta, como toda idea que se recuerda, por algo que existe y no encuentra otra explicación más simple. Se trata de un concepto que no se agota con el estilo, ni con la actitud; es todo eso y más. Es algo que resuena desde el vientre, en medio de las sienes, como el golpe del bajo en un himno Hip Hop, en el retumbar de un clásico que logra sorprenderte, en la rima que remueve lo que das por sentado, pero resumido en la imagen de un ser humano.

En mayor o menor medida, en esta selección digna de ser comentada, cada MC ha convencido a muchos sobre su aporte individual. Incluso desde su apariencia describen su origen y personifican el barrio, como hogar o como cuna.

 

“Hablamos mucho sobre Malcolm X y Martin Luther King Jr., pero ya es tiempo de ser como ellos, tan fuertes como ellos. Fueron hombres mortales como nosotros y cada uno de nosotros puede ser como ellos. No quiero ser un modelo a seguir. Sólo quiero ser alguien que diga: este es quién soy, esto es lo que hago”.

Tupac Shakur

Todos los derechos reservados por cada uno de los autores: CHARLIE AHEARN, MATT BARNES, JANETTE BECKMAN, STEVE CARTY, DANNY CLINCH, CHE KOTHARI, JONATHAN MANNION, ESTEVAN ORIOL, ERNIE PANICCIOLI, RICKY POWELL, MIKE SCHREIBER.