El Festival de Cine de Sundance tiene este año una muy buena selección de películas a las que hay que ponerles mucho ojo. Desde documentales sobre cantantes teenager japonesas, dramas sobre raperos blancos directamente desde Jersey, hasta una historia de amor en una peligrosa cárcel de República Dominicana. Tengan en mente esta selección porque es probable que a final de año estas películas sean lanzadas en tu ciudad, o que aparecan en Netflix el año que viene.

RAW

Directora: Julia Ducournau

Caníbales, adolescentes, fiestas estudiantiles, deseo sexual y veganismo. Toda una historia adolescente. Justine; una vegana de 16 años debe ser parte de un ritual estudiantil y comer hígado de conejo. Lentamente desarrolla una fascinación por la carne, no solo la animal sino que también la humana. Además de esto, Justine experimenta un gran deseo sexual lo que hará su adolescencia un poco más difícil y “cruda”.

CARPINTEROS

Director: José María Cabral

Julián encuentra el amor y una razón para vivir en el último lugar imaginable: la prisión de Najayo en República Dominicana. Su romance, con una prisionera, Yanelly, debe desarrollarse a través del lenguaje de señas y sin el conocimiento de decenas de guardias.

Tokyo Idols

Director: Kyoko Miyake

Este documental explora la fascinación de Japón por las bandas de niñas y su música, siguiendo a una aspirante a cantante pop y a sus fans, ahondando en la obsesión cultural con la sexualidad femenina adolescente y la creciente desconexión entre hombres y mujeres en las sociedades hipermodernas como la japonesa.

BONUS: PATTI CAKE$

Director: Geremy Jasper

Patti Cake$ nos muestra la vida de Patricia “Killa P” Dombrowski aka Patti Cake$, una novata rapera blanca de Nueva Jersey que escupe rimas en un intento de escapar de su propia pobreza. Según el propio director, esta película es su intento de rendir homenaje a la vida en New Jersey y su amor por la música Rap, en una mezcla entre documental y ficción.